Google AdSense usa una serie de tecnologías para mostrar anuncios relevantes a los visitantes, ya sea indexando el contenido de los sitios web, la ubicación geográfica y otros factores (incluyendo promociones especiales de grandes marcas). Esto garantiza a los anunciantes llegar al público que buscan, al tiempo de entregar anuncios útiles a los usuarios.

Todos los recursos de AdSense provienen de la inversión de los anunciantes de Google AdWords, el cual es un complejo modelo de subasta instantánea donde compiten los anuncios con más rendimiento para el editor.

 

 

En la actualidad hay varias maneras de ganar dinero con un blog, pero la mayoría de estas estrategias lleva tiempo, demanda la producción de contenido de calidad y un trabajo continuo de SEO (Search Engine Optimization o Optimización para Sitios de Búsqueda, como Google).

De todos modos, y si estás ansioso por generar ingresos con tus accesos, ya sea en tu blog o en tu canal de YouTube, puedes registrarte en Google AdSense para beneficiarte de los anuncios.

¡Esto no significa que debes abandonar tu producción de contenido! Los anuncios serán sólo una forma más de ganar dinero con el blog, y todavía existe la opción de hacer las dos cosas al mismo tiempo.